La ventana indiscreta en un sólo plano secuencia

Disecté toda La Ventana Indiscreta de Hitchcock y luego la volví a pegar en After Effects. Estabilicé todas las tomas con movimientos de cámara. Como todo estaba filmado desde más o menos el mismo ángulo fui capaz de unirlas en una sola vista panorámica de todo el patio sin mayor distorsión. El orden de los eventos se mantiene real a la trama de la película.

Jeff Desom, artista. Ganador del Golden Nica 2012 en la categoría Computer Animation Film VFX

Rear Window Timelapse from Jeff Desom on Vimeo.

Frida: la fuerza, el pincel y el desgarro

Acampaban en las calles de Berlín. Dormían fuera del Museo Martin Gropius y llegaron a esperar hasta 5 horas para poder entrar a la exposición. El fenómeno cultural acaba de terminar en la capital alemana tras el fin de la mayor retrospectiva de Frida Kahlo que se celebara jamás en esa cuidad.

Los organizadores no podían creerlo, 235 mil visitantes congregó la exposición que empezara en el DF Mexicano hace dos años, para conmerar el centenario del nacimiento de la gran artista mexicana (1907-1954).

Todo se ha dicho de su vida, que sufrió la polio de niña, que de adolescente un accidente de tráfico la postraría por un año y la dejaría con secuelas de por vida. Que de ese retiro obligatorio nació su pintura, su mundo imposible y ella como objeto único, como el ser que más conocía y con quien más se relacionaría durante esas largas jornadas de soledad y dolor enyesado hasta el cuello. Su primer autoretrato nacería durante la convalencencia. Tenía 19 años. Sería la primera pincelada de una pintura única, donde el sufrimiento, la pasión por vivir y el desgarro quedarían plasmados bajo su prisma.

Conoció a la bestia del arte mexicano, la gran estrella del partido comunista, el muralista Diego Ribera. 20 años mayor que ella, mujeriego, encantador y separado. El flechazo fue inmediato y formarían una de las parejas más fascinantes de la historia del arte y de aquel México maravilloso.

Se amaron intensamente, se engañaron y se celeron como sólo ellos. Los amantes de Frida tienen tintes novelescos como Trotsky en su exilio azteca. Diego tolera mejor que lo engañe con mujeres que con hombres. Diego se corona liándose con la hermana de Frida. Llega el divorcio pero se vuelven a casar al año siguiente.

La pintura de Frida encalndila a los surrealistas. El líder de este movimiento, Andre Bretón aterriza en México, alucina con su obra y escribe el prefacio del catálogo de la exitosa exhibición de Kahlo en Nueva York. Le ofrece exponer en París y que él la organiza. Cuando Frida llega a Francia, sin hablar francés, se da cuenta que Breton ni siquiera ha ido a buscar los cuadros a la aduana. Marcel Duchamp mediante, logran montar una muestra con 4 meses de retraso y relativo éxito. De este capítulo Frida dirá: “Creían que yo era surrealista, pero no lo era. Nunca pinté mis sueños. Pinté mi propia realidad”.

Los dolores se intensifican. Su cuerpo ya no puede soportar más operaciones. 32 a lo largo de su vida. Corsés especiales y otros aparatos. Se le gangrena una pierna y se la tienen que amputar y justo llega el gran reconocimiento en su México natal, una exposición en solitario. Nadie cree que ella pueda asistir ya que su salud empeora. Pero Frida se impone. Manda a instalar su alucinante cama decorada, llega en ambulancia y en camilla la instalan en su lecho.

Al año siguiente, el 1954, Frida escribe en su diario: “Espero alegre la salida y espero no volver jamás”. Muere durmiendo en la cama que le enseñó a pintar.

Otros Graffitis

Si hay algo que alegran las ciudades son los graffitis bien hechos. Reconozco que soy conservadora en ese sentido que a los TAGS (o firmas) no les veo tanta gracia y los rayados que del tipo “pico pal que lea” me parecen feos e inútiles. En Santiago y Valpo ví unos graffitis maravillosos (De hecho, hay en Valparaíso una chica que tiene una colección increíble convertida en imanes para el refri).

Cuando llegué a Barcelona, la ciudad era una suerte de meca del graffiti, con dibujos increíbles que duraron hasta que el ayuntamiento optó por perseguir a los graffiteros con multas espantosas y brigadas que los cubrían de gris.

Esa política de criminalizar el arte urbano se ha extendido por muchos países. En Estados Unidos, sobretodo en Nueva York, la ciudad fue víctima de “la tolerancia cero”. Sobre la cuna de célebres artistas urbanos como Harring, Basquiat o de los delirantes protagonistas de Style Wars (película que se que se puede ver entera en YouTube) cayó la noche oscura de penalizar la pintura callejera.

¿Y qué pasó entonces? La cosa mutó, porque nada se acaba, todo varía.
En Estados Unidos aparecieron distintos grupos que experimentan con otras variantes artísticas del mismo tema, burlando siempre las leyes. Son unos guerrilleros del arte. Los Graffiti Research Lab http://graffitiresearchlab.com se dedican a entregar soluciones a artistas y graffiteros de código abierto (software libre, honey).
Han inventado toda clase de artilugios para atacar el problema de fondo: ¿de quién es el espacio público? , ¿del publicista que lo tapiza con la plata que le da la marca?, ¿de los ciudadanos?, ¿de la municipalidad?

Pues los GRL han inventado una infinidad de cosas para pintar la ciudad. Una es un láser con el cual puedes dibujar sobre edificios y se queda la imagen por unos segundos. También, usando leds,  amarrados a una pila de reloj para darles energía y a un imán, todo pegado con un scotch, ya tienes un color luminoso que se adhiere a cualquier metal.

Alguna vez asistí en Austria a una lluvia de esas luces. Repartieron muchísimas entre la gente y las tiramos a los tranvías que quedaron convertidos en drag queens. Ese mismo sistema lo usan para escribir mensajes subversivos sobre superficies metálicas en lo alto de un edificio, por ejemplo, y los servicios de limpieza de la ciudad no se dan ni cuenta que ha sido hecho a la mala.

Los GRL hacen muchas cosas para liberar el espacio público y conviene perderse en su web. Mucho ojo con el EyeWriter que es una maravilla.

Una de mis favoritas es Knitta Please, el proyecto de la tejana Magda Sayeg que con palillos y lana opta por el ancestral tejido a la hora de alegrar la ciudad, no sólo llenándola de colorido si no que abrigándola.

Hay muchas formas distintas de hacer arte urbano, con papeles, plantillas o fotografías. Todas son bienvenidas.

bio lógica

Hace algunos años un amigo malvivía vendiendo su sangre en un hospital austriaco. Desde su “oficina” me enviaba largos mails contándome los avatares de donante mercenario hasta que el asunto se acabó, por fortuna, antes que sus glóbulos rojos. Otra amiga se pensó largamente vender sus óvulos; según el anuncio que había leído podía ganar cerca de 800€ pero luego se echó para atrás cuando le contaron una historia de una chica que quedó con los ovarios medio post nucleares tras hacer el business.

También recuerdo la primera vez que salió una noticia de un hombre que venía un riñón o un pulmón para poder pagar su vida. Las madres de alquiler también fueron otro impacto en su momento.

Pues en Ars Electrónica, cuyo tema este año era Human Nature, se expuso el trabajo del artista británico Michael Burton llamado Future Farm. Varios vídeos muestran una profecía asquerosística que, en palabras de Burton, “predice que la emergente investigación farmacológica sobre la cosecha de células madre desde el tejido adiposo y su convergencia con la nanotecnología del futuro traerá consigo escenarios que reconsiderarán en cuerpo como un ingreso”.

El vídeo es más explícito.

Gratis en el MACBA

guerrillagirls

En los márgenes del arte. Creación y compromiso político, es una exposición pequeña, algo dispersa, pero muy interesante que estará en el Centro de Documentación del MACBA hasta mediados de septiembre. Y es graaaatis.

Guy Schraenen unos 230 libros de artista, revistas, octavillas, carteles, postales y otros formatos impresos datados entre 1933 y 2008 en los que la capacidad creativa se ha puesto al servicio de la reivindicación política, como los dólares agujereados por balazos de Samaral y las reivindicaciones de género del grupo Guerrilla Girls. La selección de obras, que puede verse en la sala de exposiciones del Centro de Estudios y Documentación MACBA, compone un paisaje claramente fronterizo entre los territorios del arte y de la ideología que atraviesa diagonalmente los ámbitos del pensamiento, el activismo y la creación artística.

Cuando la palabra está mejor vacía

Las razones por las que alguien puede destrozar un libro no siempre están asociadas al fanatismo religioso, político, vicioso (¡la de biblias deshojadas para liar un porro!) o amoroso (esta última categoría la agrego a raíz de la historia de una chica que le rompió una novela de Pérez-Reverte en la cabeza a un novio impávido. Desconozco si la elección del autor fue a posta).

No defendería ninguna de las razones antes citadas aunque las dos primeras me dan ira y las siguientes risa. Pero cuando al destrozar un libro lo conviertes en un arte, ¿es lícito?, ¿es más lícito?,¿Por qué?, ¿Porque el fin justifica los medios?. Como diría Silvio y su llanto nuevo, ¿hasta dónde ponemos practicar las verdades?.

Por citar algunos ejemplos de quienes hacen harina de un libro para convertirlo en arte están los trabajos de la escocesa Georgia Russell y la inglesa Su Blackwell. En lo personal, me asombra que se pueda hacer arte, hermoso, conmovedor y cuasi epifánico reciclando la técnica artesanal de trabajar el papel para elevarlo a una escultura cuyo contenido encierra un espejo.

Ahora bien, con qué criterios es legítimo -si esa es la palabra correcta- que un libro se vaya a las creativas manos de un artista y no se quede mejor alojado en la estantería de un hogar o de una biblioteca. Claramente no un incunable. ¿Un Pérez Reverte?, ¿Un Coello? o ¿depende del artista o del escritor?

Cuando la mentira es la verdad

minigaleria-821-gp1

El festival The Influencers arranca hoy en Barcelona, dando tribuna a destacados guerrilleros de la comunicación y estafadores mediáticos.

El creador de las Olimpiadas sexuales, la Escuela de mendigos, la campaña Contra la desnudez de los animales y la que iba Contra el amamantamiento, un buen día, y siguiendo la misma línea de lo anterior, simuló un infarto mortal y su necrológica apareció en el New York Times. Luego hizo una rueda de prensa arguyendo que “se había exagerado la noticia” de su muerte.

Poco antes, en pleno caso Watergate, contrató a un actor para que se hiciera pasar por Garganta profunda, el misterioso informante tras el escándalo que le costó la presidencia a Nixon. La prensa le creyó y hasta recibió la oferta de cien mil dólares para escribir la historia. Sigue leyendo

las arrugas de stiliana

Stiliana Mitzeva es una ilustradora búlgara. Se le fue el país al carajo y se mudó a Austria hace 10 años y los últimos ha sido la diseñadora jefa del Future Lab del Ars Electrónica Centre, el laboratorio de arte electrónico más importante de Europa que organiza el célebre festival Ars Electrónica de Linz.
La presente ilustración fue el trabajo final de carrera. Las líneas de expresión de esta mujer vieja están formadas por frases y experiencias de vida.



El artista doméstico

Andreas Strauss es un artista austriaco al que le encanta jugar con la línea entre el diseño, la arquitectura y el arte. Su último proyecto lo hizo pensando en él y la manera de viajar de miles de personas como él (y como yo). Consisten en habitaciones independientes dentro tubos de hormigón que se pueden colocar en cualquier lugar, urbanos y rurales, ya que no usan mucho espacio. Y si no funciona se pueden volver a enterrar y ser usados como cañerías. Se llama DasparkHotel y actualmente está muy cerca de Linz, en Austria.

El proyecto anterior se llamó Soupermobil y consistió en una cocina ambulante realizada dentro de un contenedor de basura. En Austria, está prohibido cocinar en la calle. Strauss hizo la cocina de manera tal que en menos de un minuto se puede convertir en un contenedor cerrado e inofensivo.

Antes de eso realizó dos proyectos más: una mesa muy grande armada como un puzzle con agujeros que contenían platos hondos y distintos ingredientes para hacer un rollito primavera debidamente detallado con instrucciones sobre la mesa.

El otro se llamó Kantinestrauss y consistió en un comedor con bancos y mesas hechas con la madera del suelo del local donde lo montó.

Uno de sus primeros trabajos y sin duda unos de los más hermosos fue la creación de un columpio gigante en un pueblo de los Alpes. Las mujeres mayores del pueblo reconocieron que uno de los recuerdos más bellos y vívidos de su infancia era el de columpiarse. Strauss hizo un columpio de 25 metros de alto pero con una silla muy cercana al suelo. Así la oscilación podía ser muy larga. Lo colocó justo en un punto de una colina donde las mujeres podían ver el pueblo sin ser vistas. Desgraciadamente no dispongo de fotos .

“En la escuela de Bellas Artes tuve un curso de metales que jugaba mucho en este borde entre arte y arquitectura y diseño. Muchos profesores realmente cool estaban haciendo cosas muy interesantes de diseño de escenas como diseño de verdad. Para ser honesto, esa es mi mayor entretención. Por un lado me veo como un artista pero por otro lado no me importa demasiado si es diseño o no. No monto el caballo de ver dónde está el arte aquí dónde no está. Lo interesante es que es una pregunta permanente por lo que muy a menudo no hay respuesta. Me gusta jugar”.