La vida después de Björk

44

Saben que no fue hasta que Björk les compró su creación cuando empezó la locura. Pero los cuatro luthiers digitales (Sergi Jordà, Martin Kaltenbrunner, Günter Geiger y Marcos Alonso) coinciden en que fue Youtube quién hizo de catalizador. De hecho, al día de hoy, 342 páginas del buscador audiovisual contienen posts de la reactable.

“En septiembre subimos una demo para enviar a la Transmediale“, cuenta Jordà, coordinador del equipo del Music Technology Group (MTG) de la Universidad Pompeu Fabra. “En noviembre ya teníamos muchas visitas e invitaciones a conciertos y en enero los administradores de Youtube pusieron la demo en la portada del sitio. Ahí la cosa se disparó”.

El mail de Björk

Entre ese aluvión de visitas estaba el director de cine Michel Gondry (Olvídate de mí, La Ciencia del Sueño), amigo personal de Björk y responsable de varios de sus vídeos como Joga. De inmedito le envió el link a su amiga de un nuevo instrumento musical que conjugaba música+tecnología+gráfica, todo sintetizado en una mesa de un metro de diámetro y 90 centímetros de alto.

Cuando el productor de la diosa, Marc Bell, les escribió pidiendo una demostración en París, ninguno de los cuatro se lo creía. “Ya en París vimos que era un hotel de lujo y preguntamos incrédulos en recepción por la señorita Björk”, cuentra entre risas Jordá. “Luego nos condujeron hasta la una sala donde hicimos la demostración”.

“Ella es muy viceral. Su gira empezaba en menos de un mes y quería llevarse la mesa (como le llaman a la reactable) que teníamos -cuentan los chicos. -Dijo que cada instrumento tenía su espíritu y que no le interesaba que le construyéramos uno nuevo. ¡Pero era la única que teníamos!”

El Boom

Desde que se supo del interés de Björk, el equipo del MTG cuenta con una manager para coordinar los conciertos, los pedidos, las entrevistas y los reconocimientos, además de dos músicos electrónicos que suplen a los creadores en distintas actuaciones.

El más reciente fue en Brasil hace unos días en la Campus Party, con la presencia del mismísimo ministro de cultura, Gilberto Gil en el escenario cantando con la reactable.

La revista Rolling Stone los declaró el instrumento más caliente del año, Marc Bell dio una entrevista temáfica para Wired y fueron parte de la delegación que representó la cultura catalana durante la pasada feria del libro de Frankfurt.

Acaban de recibir en Cannes el premio al Proyecto Más Innovador de la Industria Musical otorgado por MIDEM, la feria discográfica más importante del mundo.

Nada de rockstars

Dicen que no se consideran estrellas de rock. Que, aunque se pasaron el último trimestre casi sin verse debido a las múltiples giras, conciertos y conferencias a nivel mundial, ellos vendrían a ser como una banda donde el protagonista es un instrumento.

Se ríen al recordar las atenciones que han recibido en distintos lugares y por ahora están más concentrados en su futura empresa relativa a la reactable, un spin off con la universidad.

“Tenemos un volumen muy grande de pedidos entre clubes, museos, escuelas. También músicos y hasta padres de niños autistas que han alucinado con la mesa”, cuenta Jordá.

El precio de la reactable ronda los quince mil euros.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.