Una Rubia para Blondie

blondiekirstin.jpg

En una especie de trinidad del espectáculo, la noticia del film sobre Debbie Harry, la vocalista de la banda de pop de culto más famosa del mundo, une a esta leyenda con el director de vanguardia visual Michel Gondry y la protagonista de María Antonieta, Kirsten Dunst.


Se especulaba que Debbie Harry ni cotizaba a Kirsten Dunst. No era un rumor infundado si consideramos que la vocalista de Blondie es, sin duda alguna y en palabras de la misma aspirante a encarnarla, “la persona más cool del planeta”. Dunst, en cambio, es la rubia dulce que hizo de cartucha atormentada en “Las Vírgenes Suicidas” y de reina frívola en el fracaso de “María Antonieta”, ambas de Sofía Coppola. Además de protagonizar “El Hombre Araña”. Sólo cosas comerciales, por muchos visos indie con los que tiñan a la hija de Frances Ford.
Por el contrario, Deborah Harry es el sinónimo de la mujer autónoma y que se dirige a sí misma. La chica en la que recayó toda la responsabilidad de la banda de Nueva York que durante tres décadas consiguió liderar las listas musicales y que sin dejar nunca de lado sus orígenes y espíritu underground ha hecho en este mundo lo que ha querido sin tranzar con nadie, por muy millonario e influyente que sea.



Despejando el suelo tras la ola de críticas desde Internet que desató la noticia del biopic protagonizado por Kirsten Dunst, la mismísima Debbie Harry declaró hace pocos días: “Es una persona adorable…Hemos quedado un par de veces para salir. Es sencillamente una dulzura”. ¿Significa eso que es capaz de interpretar el papel?, le preguntó la revista Spinner, “Creo que sí. Probablemente, es capaz de hacer muchas cosas que todavía no le han pedido y esto podría ser genial para ella”.
La siguiente declaración vino por parte de Dunst para cerrar el tema: “Debbie me eligió para este papel, así que cualquiera que le moleste la estará contradiciendo”.
Michel Gondry no se ha pronunciado aún. Pero el director francés, responsable de los más delirantes video clips de Björk o Chemical Brithers y bellezas cinematográficas como “El Eterno Resplandor de una Mente sin Recuerdos” (donde trabajó con Dunst) o la reciente “Ciencia del Sueño”, es uno de los creadores más atractivos de la cultura pop actual.

No Cualquier Rubia
¿Por qué tanta batahola en torno a una película biográfica?
Para quienes no lo saben o necesiten que se les refresque la memoria, la historia de Blondie es una de las más apasionantes de aquella furiosa escena que surgió en los tugurios del Nueva York de los setenta. Patti Smith, Los Ramones, Iggy Pop y los Blondie escribieron una página rotunda en la historia de la cultura popular de occidente.
Blondie: One Way or Another, es el nombre del último documental sobre la banda, la historia no contada de ellos que el periodista británico Matt O’Casey logra registrar con gran habilidad y dejando claro que el pilar central tanto de éxito de la banda como su leyenda se deben a la figura de Deborah Harry
“Debbie podría ser una diva pero no se comporta así, ella se maquilla sola, se ocupa de su vestuario y peinado, llega a los lugares sólo con el tour manager. Parte del hecho de su autosuficiencia y su seguridad en si misma viene de esa filosofía de ‘hazlo tú mismo’ (Do It Your Self) y gestionar tus asuntos como en el Nueva York de los setenta”, comentó el director.




Los orígenes de la banda se remontan al mítico local CBGB, el bar que vio nacer la cultura punk de Estado Unidos y que de tan modernos que eran todos, no aplaudían si no que se limitaban a chascar los dedos al mejor estilo beatnik de la época.


Los Blondie se bautizaron así por los piropos que le caían a Deborah Harris cada vez que se cruzaba con un camionero. Se pararon en el escenario mohoso del CBGB y comenzaron con sus canciones desafinadas, con Harry de vocalista que cantaba descalza y se tiraba al suelo en sus actuaciones. Pero resulta que en aquel espacio de culto reinaba otra diva punk, la hoy sacerdotisa cultural Patti Smith quien se negó a compartir ni escenario ni cartel con la rubia y su banda.


Nueva York estaba en la banca rota y los barrios por donde transcurre la historia los pueblan delincuentes, busca vidas, cadáveres y marginalidad y un espíritu rebelde que dio paso a una de las revoluciones culturales más importantes de la historia reciente. Los Blondie arrendaron un espacio enorme y sin calefacción y lleno de goteras comenzaron a ensayar. Para entonces Debbie Harry y el guitarrista Chris Stein eran pareja y comenzaban a escribir una de las historias de amor más nobles del rock. Ella se tiñó rubia oxigenada y su imagen era la versión rabiosa y desenfadada de Marilyn. Hicieron llegar una fotografía de ella en calzones y una camisa corta, con una mirada desdeñosa a la redacción de una importante revista de rock y con aquel pequeño empujón que apareció a doble página, la notoriedad del grupo fue imparable a tal punto que comenzaron a circular chapas con la frase “Blondie es un grupo”, en clara alusión al protagonismo de Harry. Iggy Pop les pidió que lo telonearan en una gira y casi le roban todo el protagonismo.



Las creativas composiciones de Stein, sumados a su constante apertura a toda la escena under de Nueva York, hicieron de Blondie una banda de mucho más peso, al saber conjugar ritmos novedosos de la época como reggae, disco e incluso el primer rap cantado por una blanca.

Alcanzaron el número uno de las listas varias veces y cuando el único problema que parecían tener era el de las drogas, se dieron cuenta que su manager les había robado, que una seguidilla de sanguijuelas les había saqueado y que a pesar de ser inmensamente populares, tenían deudas horrorosas y ni un peso. Para ese entonces Stein desarrolló una extraña enfermedad que lo tuvo al borde la muerte y que su adicción a la heroína empeoraba. Harry no lo dudo un minuto, aparcó su carrera que perfectamente hubiese podido continuar de solista y se dedicó a cuidar a su entonces pareja.

Con el paso de los años y Stein recuperado, Harry optó por separarse de él emocionalmente mudándose literalmente a la otra esquina y reunir a la banda para pagar deudas. Salieron con “María”, y ella con una voz grave tipo cantante de jazz que los llevó inmediatamente a encabezar los ránkings musicales.

“La mayoría de las bandas se juntan con un ‘Grandes Éxitos’”, apunta O’Casey, “y ellos lo hicieron con un nuevo material, que suena como antes y que fue instantáneamente un número 1º. Lo consiguieron en los ‘70, en los ‘80 y en los ‘90. Son la única banda que ha conseguido eso y probablemente podrían lograrlo ahora. Es realmente un punto muy notable de su reunión y eso que Blondie no ha estado tan expuesta al mundo como otras bandas como Abba, por ejemplo. Ellos vienen de un mundo hippy, beatnik, chicos Warhol. Debby tenía 32 cuando se hicieron famosos, mucho mayores que el común de los grupos. Están muy interesados, al día de hoy, en la cultura under ya que ese es su background. No lo puedes comparar con Abba. Esa es la cosa fascinante de ellos, que vienen de un mundo muy under y tenían una gran audiencia pop”.


En el documental Iggy Pop reflexiona: “¿Existe alguna banda pop en Estados Unidos realmente decente después de Blondie?… No creo”.

Es que al mirar la escena actual y los discutidos méritos por los cuales a alguien se le tilda de reina del pop, su líder Debbie Harry destila una actitud que corre paralela a sus principios morales.

Actualmente Harry se encuentra promocionando su primer disco en solitario “Necessary Evil”. Los Blondie ingresaron el año pasado al Rock&Roll Hall Of Fame compartiendo honores con figuras de la talla de Miles Davis.

Mientras tanto el proyecto de su bio pic está en preproducción. Ella. Cómo no- participará activamente en el guión. “Es algo en lo que debería estar trabajando, pero por ahora estoy pensándolo más que otra cosa; creo que lo basaré en mi relación con Chris (Stein)”, explicó. Aún nadie ha sido seleccionado para ese papel.


Blondie: One Way or Another, será estrenado en Santiago en diciembre durante el festival de documentales musicales In-Edit.

Be Sociable, Share!

7 pensamientos en “Una Rubia para Blondie

  1. Angelita, mira, hasta aca me ha traido el viento… Lindo tu bulo!
    Y cuando una cena en casa? Mañana miercoles o el viernes quizas?

  2. En Peru aun no se han estrenado tales joyas del biopic musical.

  3. Pingback: Una Rubia para Blondie » In-Edit Nescafé

  4. Buena nota, pero hay algunos errores. Es Debbie Harry, no ‘Harris’. Y su disco en solitario Necessary Evil no es el primero, sino el último. Antes de ese, hubo cuatro más. Aguante Blondie.

  5. Pingback: Blondie, "Parallel Lines" reedición 30 aniversario - EspacioMusica.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.