Las gafas ave fénix

1170236287_0

Aunque es innegable el monopolio de las gafas de sol grandes y que cubren una buena parte del rostro, en el Sónar -vitrina de fashionistas como pocas-, se pueden ver a muchos chicos con el mismo modelo de gafas de sol: las Wayfarer. Son negras, de montura plástica y a todos les traerán algún recuerdo.

Las Wayfarer hechizaron a Bob Dylan en los ’70, a la divina rubia Debbie Harry, a Los Smiths, Los Ramones, Tom Cruise en Risky Bussines y al agente Sony Croquet en Corrupción en Miami. Sucumbió desde Audrey Hepburn en su Desayuno con diamantes hasta el muy sicópata Hanibal Lecter en el Silencio de los corderos.

Todos ellos cayeron ante el modelo creado por Ray-Ban en 1953 y que se las ha ingeniado para sobrevivir a lo largo de las décadas hasta tener su nuevo renacimiento en el siglo XXI. Se dice que son las gafas más copiadas de la historia. Yo no lo sé, pero por ahora son, junto a las túnicas, de lo más copiado en el Sónar.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *