La reacTable gana el Oscar del arte electrónico

reactable2

El equipo de la Pompeu Fabra acaba de recibir el Golden Nica de Música Digital, entregado por Ars Electrónica, uno de los festivales de arte electrónico más importantes del mundo

Sergi Jordà, Martin Kaltenbrunner, Günter Geiger y Marcos Alonso acaban de ganar el séptimo premio del año por la reactable. Pero este el último no es cualquier reconocimiento. “Es el Oscar del arte electrónico”, dice entre risas Jordá, el director del equipo del Music Technology Group (MTG) de la Pompeu Fabra.

No exagera. El Golden Nica que entrega Ars Electrónica, el festival más prestigioso de arte electrónico del mundo, es el reconocimiento más importante en este ámbito. El equipo de la Pompeu ha ganado en la categoría Música Digital, y es la primera vez que un instrumento gana esta categoría.

Jordà le resta méritos a este punto: “Generalmente se premia un concepto, una obra de un músico y no al músico. Y en este caso han premiado a la reactable… Si bien es un premio extremadamente importante, y el más importante que hemos recibido hasta ahora, dentro del mundo músical, la música digital sigue estando en los márgenes”.

“Cuando vi el Nica de oro en casa de Christa Sommerer (ganadora en arte digital con A-Volve, una pecera interactiva) hace 10 años, supe que quería lograrlo”, dice Martin Kaltenbrunner, creador del software reacTIVision, que es el componente sensorial de la mesa.

El MTG también han recibido una mención en el Ars Electrónica dentro de la categoría Comunicades Digitales por Free Sound, un portal de audio libre que han creado, donde una comunidad de gente sube sus efectos sonoros y “nosotros ponemos la tecnología de análisis y búsqueda”, dice Kaltenbrunner.

Fue en 2005 cuando la reactable hizo su debut mundial. Una mesa, como llaman al instrumento que enloqueció a Björk, estaba en Barcelona y la otra en Linz, Austria. Ambas mesas estaban interconectadas y así, el equipo tras la reactable, emblemáticamente conformado por dos catalanes y dos austriacos, hicieron el primer concierto a distancia durante el Ars Electrónica de aquel año.

Era un momento muy importante para ellos. Estaban recién apostando por el revolucionario instrumento que permite visualizar el sonido y sus frecuencias y hacer música. Tres años ha pasado desde ese mes de septiembre. En febrero del año pasado YouTube colgó la demostración de la reactable en su portada y las visitas se dispararon, entre ellas Michel Gondry (Olvídate de mí, La ciencia del sueño) quien recomendó la creación a Björk y el resto es historia.

Hoy la reactable está presente en seis museos del mundo: en Montreal, Chicago, Milwaukee, Ciudad de México, Atenas y en Cosmo Caixa en Madrid. Actualmente un músico, que forma parte del equipo, se encuentra de gira por México y Colombia mostrando la mesa.

El premio que recibirán en el mes de septiembre en Linz será de 10.000 € y lo destinarán a la empresa que el quipo ha creado para comercializar la reactable.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *