bio lógica

Hace algunos años un amigo malvivía vendiendo su sangre en un hospital austriaco. Desde su “oficina” me enviaba largos mails contándome los avatares de donante mercenario hasta que el asunto se acabó, por fortuna, antes que sus glóbulos rojos. Otra amiga se pensó largamente vender sus óvulos; según el anuncio que había leído podía ganar cerca de 800€ pero luego se echó para atrás cuando le contaron una historia de una chica que quedó con los ovarios medio post nucleares tras hacer el business.

También recuerdo la primera vez que salió una noticia de un hombre que venía un riñón o un pulmón para poder pagar su vida. Las madres de alquiler también fueron otro impacto en su momento.

Pues en Ars Electrónica, cuyo tema este año era Human Nature, se expuso el trabajo del artista británico Michael Burton llamado Future Farm. Varios vídeos muestran una profecía asquerosística que, en palabras de Burton, “predice que la emergente investigación farmacológica sobre la cosecha de células madre desde el tejido adiposo y su convergencia con la nanotecnología del futuro traerá consigo escenarios que reconsiderarán en cuerpo como un ingreso”.

El vídeo es más explícito.

Be Sociable, Share!

4 pensamientos en “bio lógica

  1. April 12-14. Practice on the fifth floor of Caesers’ Palace, Las Vegas facing East with a beautiful view of the mountains and just to the right The Mirage Hotel and Casino with a picture of the Beatles’ All you need is Love on the side. Warriors, down and up dogs planks suns and some much needed meditation for centering myself in this crazy city!

  2. Tony, I love the idea of a sleeping bag.. Given you had trouble eating and your recovery is strong.. i am betting a simple lack of food / blood sugar did you in.. yes i have been there and yes it is a bitch.. One thing for sure Tony, you set a powerful example to all of us.. and most certainly you have my deepest respect as a person and an ultra runner.. keep running those trails..cause you never know when you will run into a skunk.. frank

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *