Acércate a Beatriz Preciado

Debería escribir un libro sobre las entrevistas y reportajes que he hecho y que no me han publicado en Chile. Aunque la lista no es muy larga, incluye a Julieta Venegas y otros personajes de grueso calibre. Pero ninguna me dio tanta rabia como la entrevista que le hice a Beatriz Preciado. No porque la entrevista fue taaan buena, sino que conocer su pensamiento remece conciencias y eso es un deporte realmente sano que constantemente olvidamos. Eso, independientemente si comulgues con algo o no.

Quién es ella, se preguntarán muchos. En una reciente entrevista en El País, la definen así: No es hombre, ni mujer, ni heterosexual, ni homosexual, ni transexual, dice. Brillante filósofa y ensayista, relata su viaje de niña bien de Burgos a icono del movimiento transgénero.

Discípula de Derridá, es una de las intelectuales hispanoamericanas más relevantes dentro de la teoría queer. Filósofa y profesora en teoría de género, de historia política del cuerpo e historia de la performance en la Universidad de Paris VIII, l’École des Beaux Arts de Bourges y el Programa de Estudios Independientes del Museu d’Art Contemporani de Barcelona (MACBA).

 

Me acerqué a ella unos dos años atrás debido a unas jornadas que organizaba en Barcelona, acerca del arte tras los feminismos. Acababa de publicar Testo Yonki, un libro que narra su experiencia tras aplicarse testosterona en gel. L@s dejo con ella que los explica mejor:

“La testosterona, considerada por el discurso científico como una hormona ‘masculina’, es una droga política cuyo uso está regulado por las instituciones médicas y jurídicas. Si te han asignado sexo femenino en el nacimiento, como en mi caso, el único modo de acceder legalmente es declararse enfermo mental, “disfórico de género”, y entrar en un protocolo de reasignación de género. Mi último libro, Testo Yonqui, es precisamente el registro de una experiencia de administración voluntaria de testosterona en gel.”

Antes vino su Manifiesto Contra-sexual, que fue aclamado por la crítica que lo llamó el nuevo libro rojo de la teoría queer. Ahora, en 2010, acaba de quedar finalista en el Premio Anagrama de Ensayo con Pornotopía. Arquitectura y sexualidad en «Playboy» durante la guerra fría

A mí lo que más me gustó, es esta preciosa conversación entre Jodorowski y ella, en la que el primero reconoce el miedo que le da ver a alguien tan distinta.

Acércate a Beatriz Preciado
5

avatar_angela Angela Precht hace 2 años
Acércate a Beatriz Preciado

Un pastiche referencial sobre una de las pensadoras más relevantes de las teorías de género actual

(cc) Soft Power

Debería escribir un libro sobre las entrevistas y reportajes que he hecho y que no me han publicado en Chile. Aunque la lista no es muy larga, incluye a Julieta Venegas y otros personajes de grueso calibre. Pero ninguna me dio tanta rabia como la entrevista que le hice a Beatriz Preciado. No porque la entrevista fue taaan buena, sino que conocer su pensamiento remece conciencias y eso es un deporte realmente sano que constantemente olvidamos. Eso, independientemente si comulgues con algo o no.

Quién es ella, se preguntarán muchos. En una reciente entrevista en El País, la definen así: No es hombre, ni mujer, ni heterosexual, ni homosexual, ni transexual, dice. Brillante filósofa y ensayista, relata su viaje de niña bien de Burgos a icono del movimiento transgénero.

Discípula de Derridá, es una de las intelectuales hispanoamericanas más relevantes dentro de la teoría queer. Filósofa y profesora en teoría de género, de historia política del cuerpo e historia de la performance en la Universidad de Paris VIII, l’École des Beaux Arts de Bourges y el Programa de Estudios Independientes del Museu d’Art Contemporani de Barcelona (MACBA).

Me acerqué a ella unos dos años atrás debido a unas jornadas que organizaba en Barcelona, acerca del arte tras los feminismos. Acababa de publicar Testo Yonki, un libro que narra su experiencia tras aplicarse testosterona en gel. L@s dejo con ella que los explica mejor:

“La testosterona, considerada por el discurso científico como una hormona ‘masculina’, es una droga política cuyo uso está regulado por las instituciones médicas y jurídicas. Si te han asignado sexo femenino en el nacimiento, como en mi caso, el único modo de acceder legalmente es declararse enfermo mental, “disfórico de género”, y entrar en un protocolo de reasignación de género. Mi último libro, Testo Yonqui, es precisamente el registro de una experiencia de administración voluntaria de testosterona en gel.”

Antes vino su Manifiesto Contra-sexual, que fue aclamado por la crítica que lo llamó el nuevo libro rojo de la teoría queer. Ahora, en 2010, acaba de quedar finalista en el Premio Anagrama de Ensayo con Pornotopía. Arquitectura y sexualidad en «Playboy» durante la guerra fría

A mí lo que más me gustó, es esta preciosa conversación entre Jodorowski y ella, en la que el primero reconoce el miedo que le da ver a alguien tan distinta.

Acércate a Beatriz Preciado

5

avatar_angela Angela Precht hace 2 años

Acércate a Beatriz PreciadoUn pastiche referencial sobre una de las pensadoras más relevantes de las teorías de género actual

(cc) Soft Power

Debería escribir un libro sobre las entrevistas y reportajes que he hecho y que no me han publicado en Chile. Aunque la lista no es muy larga, incluye a Julieta Venegas y otros personajes de grueso calibre. Pero ninguna me dio tanta rabia como la entrevista que le hice a Beatriz Preciado. No porque la entrevista fue taaan buena, sino que conocer su pensamiento remece conciencias y eso es un deporte realmente sano que constantemente olvidamos. Eso, independientemente si comulgues con algo o no.

Quién es ella, se preguntarán muchos. En una reciente entrevista en El País, la definen así: No es hombre, ni mujer, ni heterosexual, ni homosexual, ni transexual, dice. Brillante filósofa y ensayista, relata su viaje de niña bien de Burgos a icono del movimiento transgénero.

Discípula de Derridá, es una de las intelectuales hispanoamericanas más relevantes dentro de la teoría queer. Filósofa y profesora en teoría de género, de historia política del cuerpo e historia de la performance en la Universidad de Paris VIII, l’École des Beaux Arts de Bourges y el Programa de Estudios Independientes del Museu d’Art Contemporani de Barcelona (MACBA).

 

Me acerqué a ella unos dos años atrás debido a unas jornadas que organizaba en Barcelona, acerca del arte tras los feminismos. Acababa de publicar Testo Yonki, un libro que narra su experiencia tras aplicarse testosterona en gel. L@s dejo con ella que los explica mejor:

“La testosterona, considerada por el discurso científico como una hormona ‘masculina’, es una droga política cuyo uso está regulado por las instituciones médicas y jurídicas. Si te han asignado sexo femenino en el nacimiento, como en mi caso, el único modo de acceder legalmente es declararse enfermo mental, “disfórico de género”, y entrar en un protocolo de reasignación de género. Mi último libro, Testo Yonqui, es precisamente el registro de una experiencia de administración voluntaria de testosterona en gel.”

Antes vino su Manifiesto Contra-sexual, que fue aclamado por la crítica que lo llamó el nuevo libro rojo de la teoría queer. Ahora, en 2010, acaba de quedar finalista en el Premio Anagrama de Ensayo con Pornotopía. Arquitectura y sexualidad en «Playboy» durante la guerra fría

A mí lo que más me gustó, es esta preciosa conversación entre Jodorowski y ella, en la que el primero reconoce el miedo que le da ver a alguien tan distinta.


Beatriz Preciado Vs Alejandro Jodorowsky von sseress

Y aquí está lo que me contó sobre los feminismos de la 1ª y 2ª ola y la situación actual:

El feminismo la 1ª y 2ª ola se asentaban sobre un sujeto político ‘mujer’ cuyos perfiles eran muy claros. Hacia finales de los ‘80 emerge un feminismo crítico que cuestiona los límites de la noción ‘mujer’ como denominador común de un movimiento político. Afirmará que el género es una construcción cultural y dudará de que esas construcciones sean binarias y puedan actuar como bases de la acción política.
El feminismo de la tercera ola, al que también podríamos denominar queer y postcolonial, va a desenmascarar el carácter blanco, heterosexual, de clase media de ese sujeto ‘mujer’ con el que trabajaba el feminismo hasta entonces. El resultado será la aparición de una multitud de voces disidentes (lesbianas, transexuales, mujeres no blancas, discapacitadas, etc.) que rechazan pensar la lucha política a partir de la oposición hombre/mujer apuntando a otras articulaciones de poder (hétero/homosexual, blanco/racializado, válido/discapacitado, bio/trans, etc.) como posibles vectores de opresión social.

La entrevista entera, aquí.

 

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.